Cuando decidí que quería arreglar mi clóset para empezar este estilo de vida no sabía por dónde comenzar. Sentí que tenía que empezar desde cero y automáticamente se me pasó por la mente ir de compras para hacer un borrón y cuenta nueva. Sabía que esta no era la solución y tampoco hacía sentido ir de compras. Un día decidí sentarme y hacer una lista de las cosas que podía hacer en ese momento sin tener que gastar ni un centavo así que hoy se las quiero compartir.

5 Tips Para Un Clóset Sostenible

1. Empieza arreglando tu clóset

En la actualidad vivimos en una sociedad consumista, especialmente cuando se trata de comprar ropa. La misma industria nos ha hecho creer que necesitamos esa prenda que vimos en la pasarela hace una semana.

Si empiezas limpiando tu clóset te vas a dar cuenta de toda la ropa que tienes, esto hará que la próxima vez que vayas de compras solo estarás comprando lo que realmente necesitas reemplazar en tu clóset. Mi consejo es que empieces con lo que ya tienes y ve poco a poco, trata de elegir marcas que se dediquen a la producción de moda sostenible. Dejemos de comprar solo porque sí.

2. Valora las prendas que ya tienes

Si ya eres dueña de una prenda de ropa que tal vez es de una marca que sabes que no es la ideal por tu nuevo estilo de vida, sé que verla todos los días en tu clóset te hace sentir mal y culpable. Mi consejo es que no la deseches. Utiliza esa prenda porque ya está en tu armario, desecharla no sería sostenible. En vez de eso valórala, cuídala y si es necesario repárala ya que al final del día eso es mejor para el medio ambiente.

3. Busca prendas amables con el ambiente

Una de las maneras más fáciles para lograr un clóset sostenible es conocer sobre las telas de las cuales están hechas las prendas que usas. Todas las telas liberan microfibras cuando se lavan las cuales no son biodegradables.  Te recomiendo estas tres:

  • Algodón Orgánico: No contiene pesticidas, insecticidas ni otros tóxicos. En cuanto a su producción, el gasto de agua es significativamente menor a comparación con el algodón convencional el cual necesita 3,000 metros cúbicos más de agua aproximadamente.
  • Tencel (Lyocell): Es una fibra desarrollada por el hombre en el año 2010. Muy similar al poliéster y al nylon, pero mucho más limpia durante su proceso de manufactura. La materia prima principal para su producción es la pulpa de madera de los árboles.
  • Materiales reciclados: Algunas veces lo vas a encontrar como “poliéster reciclado” como en la ropa deportiva. Elige prendas que usen este material y así estarás evitando a que se siga produciendo más y desperdiciando a la vez.
4. No laves tan seguido

Algunas prendas como los pantalones de lona pueden utilizarse dos o tres veces sin tener que lavarlos a diario. Maximiza la vida útil de tus prendas y lávalas solo cuando sea necesario. 

5. Busca inspiración en redes sociales

Me gusta buscar inspiración a diario y he aprendido que es un cambio fácil que todos podemos hacer. También creo que es importante que limpies tus redes sociales y sigue solamente las cuentas que creas que están aportando valor a tu vida diaria ya que al final somos lo que nos rodea. Es una forma práctica de recordar nuestro por qué y aprender sobre las alternativas que existen.

Un clóset sostenible empieza desde nuestro hogar

Luego de poner en práctica estos tips aprendí que muchas veces creemos que una prenda ya no sirve solo porque se le cayó un botón, pero en realidad la prenda sigue siendo útil si la reparamos.  También aprendí que un clóset sostenible no empieza desde una tienda, sino que empieza desde nuestro hogar. Además, algo muy importante es que debemos ser consumidores conscientes. Escuchemos nuestra propia voz y no nos dejemos influenciar por el marketing que nos rodea.

Espero que estos tips te inspiren y quieras empezar a construir un clóset sostenible, recuerda que esto es un proceso y que de paso en paso se logra hacer la diferencia.