Todos tenemos un área de la casa que queremos limpiar pero lo dejamos pasar ya sea porque al entrar vemos que es demasiado trabajo y no sabemos por dónde comenzar o porque sabemos que con cerrar la puerta la vida puede seguir adelante.

En mi caso la bodega de la casa era esa área que siempre había querido ordenar pero nunca lo hacía porque la pereza me ganaba. Hasta que por fin el domingo me armé de valor jaja.

No me van a creer pero nos tardamos cinco horas en sacar todo lo que había adentro de la bodega hasta colocar la última caja de regreso. Al terminar de depurar y tirar todo lo que ya no servía y ver que todo lo que había quedado tenía un propósito, y estaba colocado de manera ordenada, causó una sensación de satisfacción dentro de mí.

Estábamos tan cansados que sentí que había hecho el ejercicio de la semana jaja. Por la noche me puse a pensar que a todos nos pasa que tenemos que limpiar y ordenar nuestra casa pero nos hace falta motivación y energía para hacerlo. Hasta la persona más limpia y ordenada del mundo le sucede. Una casa desordenada y sucia provoca efectos negativos en nosotros. A tal punto que puede llegar a afectar la relación que tenemos con los miembros de nuestra familia.

Motivación para limpiar

Buscar motivación para limpiar es la solución a nuestros problemas. No importa cómo se encuentre tu casa, buscar motivación para limpiarla hará que tengas una rutina y la disfrutes. (Si, así es disfrutar limpiar).

Tips para encontrar motivación

  • Escucha tu música favorita: Escuchar tu música favorita te sube el ánimo y las ganas de empezar a limpiar llegan.
  • Pon la alarma: Tal vez no tengas cinco horas para limpiar pero quince minutos al día es mejor que nada. Rétate para que puedas lograr abarcar más áreas de tu casa durante ese tiempo.
  • Haz una lista: Escribe todas las tareas pendientes. (Escritorio, zapatera, regar las plantas, mesa de noche, etc.)
  • Consigue ayuda: Busca a alguien que pueda ayudarte para terminar de limpiar y ordenar más rápido. En mi caso Jerry me ayudó a limpiar la bodega el domingo.
  • Pasos pequeños: Esto aplica para todo en la vida. Empieza limpiando el área más pequeña, concéntrate en ordenar y limpiar hasta dejarlo como te gusta. Lo importante es comenzar y no distraerse hasta terminar.

¡Manos a la obra!

No importa el método que utilices como motivación para empezar a limpiar tu casa. Lo mejor será que de alguna u otra manera logres tener una rutina para mantener siempre limpio y ordenado ese lugar tan especial.

“When your environment is clean, you feel happy, motivated and healthy”

Lailah Gifty Akita