Todos los seres humanos proyectamos una imagen diferente, ésta se relaciona con elementos que nacen en nuestro interior como nuestra personalidad y también con nuestro entorno. El conocernos y aprender sobre nosotros hace que tomemos mejores decisiones en cuanto a lo que proyectamos.

De ahí la importancia de una Asesoría de Imagen ya que es una herramienta de apoyo para potencializar lo mejor de nosotros.

Existen estadísticas que reflejan que las personas que consultan un asesor de imagen logran subir su autoestima un 60% logrando que alcancen sus objetivos, se sientan exitosos y mejor consigo mismos. Además de sentirse bien, el verse bien y estar adecuadamente vestido y cómodo hace que la personas sientan mayor seguridad. Lo que se refleja en sus relaciones personales y laborales.

Entender el tipo de cuerpo que se tiene, el tono de piel y los colores que le acentúan mejor, permite que se identifique de manera clara qué prendas elegir para verse bien.

Si estas interesado en una asesoría de imagen o algún otro servicio haz click aquí.