¿Alguna vez te ha pasado que cuando te ves al espejo ya no te reconoces? Me refiero a que reconoces el cuerpo y la cara, pero no te ves a ti misma. Te das cuenta que la ropa que tienes puesta realmente no refleja tu personalidad y no es la imagen que deseas proyectar a las demás personas.

Muchas mujeres pasan por una situación similar, y normalmente no es algo intencional, simplemente sucede. Algunas dejan su estilo a un lado porque se han dejado a ellas mismas a un lado y han tomado otros roles, o simplemente se han dejado llevar por un horario ocupado, una transición en su vida, falta de inspiración o sencillamente porque la pereza les ha ganado.

Cuando tu estilo se desvía de lo que realmente eres, no estas proyectando la mejor versión de ti misma. Recuerda que la ropa que llevas puesta puede influir en tu estado de ánimo, la forma en la que te percibes a ti misma así como también la forma en la que otras personas te perciben.

¿Qué hacer cuando sientes que has perdido tu estilo? Lo mejor es que te tomes un tiempo para reflexionar para luego tomar acción, entender que ir de compras no es la solución.

Tomate un tiempo para reflexionar y reconectarte nuevamente con tu esencia, con quién realmente eres, con aquello que te hace única. Poco a poco irás descubriendo lo linda que eres, concentrate en tus virtudes, en aquello que te hace especial, enfócate en descubrir cuáles son aquellas actividades que te llevan de alegría.

Este descubrimiento te hará sentir más segura y satisfecha internamente de ti misma. Esto se reflejará en nuestro exterior e incluso podrá tener un efecto positivo en nuestras relaciones interpersonales y lo que atraemos a nuestra vida.

 

Busca inspiración para crear tu propio estilo…

 

Después de encontrarte contigo misma, es momento de reflejar lo especial que eres al exterior.

Un excelente lugar para buscar inspiración es Pinterest, busca looks que te gusten y que estén alineados con tu ser, tu estilo de vida actual y el mensaje que deseas proyectar.  Estos pueden ser un punto de partida para crear tu propio estilo.

 

¡Manos a la obra, ve a tu clóset y crea ese look que te ayudará a alcanzar tus objetivos!

 

  • Agenda un día para sacar toda tu ropa del clóset. Hazlo con calma y con tiempo para poder hacerlo bien y estar segura de que revisaste hasta la última prenda.
  • Sé que suena agotador pero…pruébate cada una de las prendas, te vas a dar cuenta que hay prendas que habías olvidado.
  • Clasifica tus prendas en dos grupos. En el primero ubica lo que definitivamente vas a usar y en el segundo lo que vas a desechar, es muy importante que hagas una buena limpieza en tu clóset. Según la ley de la atracción para que lleguen cosas nuevas a nuestra vida debemos preparar un espacio para recibirlas, en este caso si queremos un clóset renovado debemos prepararlo haciendo una buena depuración y limpieza.
  • Comienza a armar posibles looks con tu ropa, con esto visualizarás lo que tienes y lo que te hace falta. Define cómo usar algunas prendas que no usabas y de esta forma las incluirás en tus looks con más frecuencia.

Recuerda que la vida esta en constante movimiento y es por eso que nuestro estilo evoluciona. Espero que con esta nota puedas iniciar un proceso de autoconocimiento, descubre qué es lo que realmente te gusta y qué es lo que no. Descubre qué es lo que te llena de alegría y llena tu corazón de paz. Luego crea un estilo que refleje todo lo anterior y que puedas mostrarle al mundo quién eres y hacia donde te diriges.

¿Alguna vez has sentido que tu estilo se ha alejado de lo que realmente eres? Por favor comparte tu experiencia en la parte de los comentarios, me encantaría escuchar de ti.